Estefan, #LordRelojes

Por Alejandro Mondragón

 

 

Protegido por el candidato presidencial del PRI, José Antonio Meade, el aún dirigente estatal del partido, Jorge Estefan Chidiac, hace gala de la costosa colección de relojes en una conversación grabada por el equipo de espionaje morenovallista.

 

El priista presume ser empresario, cuando en realidad desde los 29 años ha estado activo en los gobiernos estatal, federal y también el Poder Legislativo.

 

Es gestor de recursos para municipios, lo que explica, entre otras cosas, sus elevados ingresos que le permiten una vida de Pachá Egipcio.

 

Impulsado por Meade, Estefan Chidiac ocupa la octava posición en la lista plurinominal de candidatos al Senado de la República.

 

Reúne el perfil: se ha hecho millonario gracias al estilo de gobierno que representa Meade.

 

La conversación, una de tantas, lo retrata, como #LordRelojes

 

Alejandra: Bueno.

 

Estefan:    Bueno, Alejandra.

 

Alejandra: Sí ¿Quién habla?

 

Estefan:     Habla Charbel, Ale ¿cómo estás? Buenas tardes.

 

Alejandra: Hola ¿cómo estás Jorge?

 

Estefan:     Qué gustazo.

 

Alejandra: Igualmente muchas gracias, que gusto de oírte.

 

Estefan:     Al contrario, aquí saliendo a una reunión. Oye quería hacerte un comentario.

 

Alejandra: Dime.

 

Estefan:     Que será de 3 relojes que están ahí con ustedes (Ajá) un azul AP [Audemars Piguet]  que mandé a pulir hace 3 meses. Luego mandé un Hublot que la rosca de… La perillita como que se le salió.

 

Alejandra: La corona.

 

Estefan:     Corona, exactamente. Y luego el Bulgari de Gérald Genta que me regaló mi señora, que no funcionó, que ibas a cambiar.

 

Alejandra: Exactamente.

 

Estefan:     Tengo 3 relojes ahí en espera.

 

Alejandra: Okey déjame checar y ¿quieres que te devuelva la llamada a este número?

 

Estefan:     Por favor, porque ya estoy desesperado. El que se iba a pulir era una cosa sencillita, nada más era pulirlo por afuera.

 

Alejandra: Con todo gusto Jorge, uno ya tengo acá el AP.

 

Estefan:     El AP azul ya lo debes tener ¿verdad? Y te voy a mandar un cuarto porque fíjate que el Ferrari de Hublot de oro rosa, otra vez se detuvo, igual que el de acero, ves  que cambie el de acero rosa porque se paraba (Ajá) pues el de oro rosa también se para.

 

Alejandra: Lo que pasa es que si lo dejas pensar un día, hay que darle cuerda manual.

 

Estefan:     Pues si le he dado cuerda manual, pero no sé cómo y se friega otra vez, pero los demás Hublot que tengo no se les da cuerda, nada más a estos Ferrari no sé porque.

 

Alejandra:  Sí, porque no basta la cuerda si lo dejas de usar más de determinadas horas. Si quieres ahorita a la persona que venga le explico cómo darle cuerda.

 

Estefan:     Bueno, entonces a ver, Astrid va a ir mañana a llevarte el de oro rosa.

 

Alejandra: Ajá perfecto.

 

Estefan:     Igual si le enseñas, pues ella ya se regresa con mi reloj y ya no lo deja.

 

Alejandra: Perfecto con todo gusto, Jorge (¿verdad?) claro que sí Jorge.

 

Estefan:     Entonces ya recoge el azul  mañana.

 

Alejandra: ¿Alguna otra cosa?

 

Estefan:     No, les voy a mandar un abono. Ahora en lugar de comprar les voy a mandar un abono, ahorita.

 

Alejandra: Bueno ¿Y si quiere algo mi amiga?

 

Estefan:     ¿No te gusta que te mande pagos?

 

Alejandra:  No, claro; pero también me gusta que le compres algo a mi amiga.

 

Estefan:     Ya le compré en diciembre bastante ya, tengo que recuperarme de los golpes.

 

Alejandra: Ay, ya saludos, no, no ¿bueno si ve algo se lo puede llevar?

 

Estefan:     Ya sabes cómo es ella, ahí vemos, mañana que vaya; pero si me dices mejor que no la mando, mando al chofer.

 

Alejandra: No, como crees para nada, para nada.

 

Estefan:     Oye y sí, si me puedes avisar de los otros 2 relojes, porque ya estoy desesperado, me lo regaló de navidad mi señora ya voy  a estar en abril y no lo veo.

 

Alejandra: No te preocupes yo ahorita pregunto, y del AP seguro ya está se lo entrego mañana.

 

Estefan:     Sí no lo hay, si de veras  no lo va haber el Bulgari, pues entonces denme otro, de otra marca y que Astrid lo escoja mañana.

 

Alejandra: Perfecto con todo gusto.

 

Estefan:     Si se va a tardar otro año o no cuanto y no hay.

 

Alejandra: No te preocupes con todo gusto.

 

Estefan:     Ahora ¿no tienes ese Bulgari de oro rosa  ahí mismo? Por ejemplo.

 

Alejandra: No, no lo tengo es que se fue sobre pedido porque no lo había, pero no te preocupes yo voy a investigar y yo te doy respuesta.

 

Estefan:     Órale Ale perfecto, perfectísimo

 

Alejandra: Que estés muy bien Jorge.

 

Estefan:     Gracias Ale, bye.

 

Así, los priistas que quieren que gane Meade. Ya se sabe para qué.

 

About The Author

Related posts