23-06-2018 11:05:10 AM

El tsunami que se avecina

Por Alejandro Mondragón

 

Inexplicable resulta que ante el tsunami lopezobradorista que se avecina en Puebla, el domingo 1 de julio, los morenovallistas todavía quieran ponerse a jugar la ruleta rusa.

 

Y es que la ausencia de difusión de encuestas constituye una señal grave, de que la cosa electoral pinta de la chingada.

 

En las evaluaciones internas del poder, esas que sirven para tomar decisiones, se tiene en empate técnico a la gubernatura a Martha Érika Alonso y Luis Miguel Barbosa, y a la alcaldía de Puebla, Eduardo Rivera y Claudia Rivera, quien acaba de llegar a la contienda.

 

La señora apenas tiene una ventaja de 3 puntos sobre el señor de Tehuacán, mientras el amparado sólo un punto respecto a la activista.

El crecimiento exponencial de Morena en Puebla tiene nombre y apellido: Andrés Manuel López Obrador, quien por lo visto amaga con joder al morenovallismo.

 

Ya para el Senado encabezan las preferencias Alejandro Armenta Mier y Nancy de la Sierra, lo que explica en una buena parte la andanada oficial en su contra, pero también por la pobre fórmula del Frente encabezada por Nadia Navarro y Mario Riestra.

 

Frente a un escenario tan complicado, nadie justifica que todavía se juegue con alentar al PSI en la capital con Víctor Gabriel Chedraui contra Eduardo Rivera, mientras en el Senado se le premia con la primera posición por parte del PAN.

 

Tampoco se entiende la presencia de perfiles a legisladores federales como Jorge Aguilar Chedraui, con una investigación de malos manejos en su paso por Salud o Genoveva Huerta que va por una diputación local cuando aprobó el mentado gasolinazo, cuyo repudio y hartazgo social tiene a AMLO a un paso de Los Pinos.

 

Eso sí, el morenovallismo cree que sigue siendo onmipotente para poner a aliados suyos en candidaturas contra sus adversarios internos que impulsa desde el PAN, Ricardo Anaya.

 

Es la locura. La soberbia infinita de que todos al final se la van a pelar.

 

Así, sin más. Dinamitar puentes que construye Martha Érika es aún peor.

 

Mientras tanto, el PRI y sus abanderados se desfondan al tercer lugar.

 

Cara o cruz para votarse el 1 de julio.

 

About The Author

Related posts