23-06-2018 11:05:43 AM

Se los carga la Vergara

Por Alejandro Mondragón

 

En política no existen casualidades, el día en que Ricardo Anaya vino a formalizar acuerdos para garantizar la plaza de Puebla para él y el morenovallismo, vino el apretón de huevos al patrón.

 

Al más puro estilo de la Presidencia Imperial, el gobierno de Peña Nieto arremete contra sus aliados en la oposición, porque José Antonio Meade sigue siendo su apuesta y antes de iniciar la campaña electoral deberá ocupar el segundo y no tercer lugar de la contienda.

 

Que se joda Ricardo Anaya, quien vio venir el mensaje para deslindarse de la acusación de lavado de dinero del poblano Juan Vergara, porque sabe que su postulación de diputado federal por el Frente era una cuota, no una posición.

 

Vergara es ni más ni menos que el testaferro de los intereses económicos que unen al poblano Rafael Moreno Valle con el quintanarroense Carlos Joaquín.

 

Ambos, uno como gobernador, otro como funcionario federal y luego como aliados en Quinta Roo, llevaron al poblano Juan Vergara a manejar las finanzas hasta que pensaron en blindarlo con fuero para lo que viniera. El sistema lo inhabilitó, porque Anaya sube, mientras Meade baja.

 

Aquí la historia.

 

El coordinador de Turismo del Gobierno de Transición de Enrique Peña Nieto fue Carlos Joaquín, actual gobernador de Quinta Roo.

 

El mismo que ratificó el aval peñista para que en el 2013 Puebla fuera sede del Tianguis Turístico.

 

Joaquín fue designado subsecretario federal de Turismo de Peña Nieto en los primeros años de gestión. Desde esa posición acordó con el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, todos los detalles del Tianguis.

 

Desde presupuesto hasta proveedores. Todo, pues.

 

Toda la imagen publicitaria fue manejada, a través de una empresa denominada Travel Channel, cuyo dueño es el serrano Juan Vergara, quien se había encargado, para el góber poblano, de la promoción de los festejos del 5 de Mayo en 2012. Luego, de su posicionamiento en La Conago.

 

Ahí se formalizó una alianza de dinero entre Moreno Valle y Carlos Joaquín, con ligas federales, donde el representante plenipotenciario de los intereses del poblano con el quintanarroense fue el dueño de Travel Channel.

 

Manejaron partidas millonarias para la imagen turística del país, donde siempre estuvo Travel Channel. Los resultados no se hicieron esperar. Un negocio de poder.

 

De ser un canal modesto, México Travel Channel ya se convirtió en todo un emporio con inversiones por 300 millones de pesos en los últimos tres años.

 

Y cuenta con oficinas en la Ciudad de México, Cancún y Madrid, además de que formalizó una alianza con el Grupo Prisa, editor del diario más influyente de España: El País.

 

Es una empresa que nació en Xicotepec de Juárez hace seis años y pertenece al poblano Juan Vergara con domicilio en Avenida Tulum 318 S.M.9 Of 8/9 en Cancún, Quintana Roo.

 

Es tan consentida del morenovallismo que apareció su marca Puebla Travel en la playera del equipo de futbol La Franja. Esta firma ha logrado llevar la promoción de Cancún a los jersey de El Español de Barcelona y Athletic de Bilbao.

 

No pertenece a ninguna cadena mexicana, produce sus propios contenidos y opera proyectos políticos de gobernadores. Ahí labora la pareja del morenovallista y ahora vocero de Meade, Javier Lozano Alarcón.

 

México Travel Channel dispone de 7.5 millones de suscriptores nacionales y con la alianza con el grupo Prisa de Juan Luis Cebrián transmite el contenido de sus programas turísticos en 22 países con una audiencia de 50 millones de personas.

 

La señal de México Travel Channel sale por los sistemas como Megacable, Cablecom, Cablevisión y EfektoTV. Arrancó hace seis años y hoy tiene al aire 23 programas.

 

México Travel Channel ya maneja las cuentas de promoción de la Secretaría de Turismo y de los gobernadores de Puebla, Quinta Roo, Chiapas, Yucatán y San Luis Potosí.

 

Ahora, el periodista Rodolfo Ruiz nos revela que las empresas de Vergara fueron compradas por otro morenovallista, Roberto Arandia, mejor conocido como El Rojo.

 

Vergara fue nombrado, casualmente, secretario de Finanzas y Planeación apenas designó Carlos Joaquín a su gabinete.

 

En Quintana Roo, los medios políticos no tienen la menor duda: Juan Vergara es el testaferro de Moreno Valle, asociado con Carlos Joaquín, detrás de Travel Channel.

 

Y Carlos Joaquín practica un doble juego con el PAN y PRD, toda vez que trae un amarre económico muy fuerte con Moreno Valle.

 

Durante la campaña por la gubernatura en 2016, el candidato de la alianza PAN y PRD siempre se trasladó en un jet privado, matrícula XA-ASS, propiedad de la empresa Flying Fast SA.

 

Esta firma aérea es propiedad del poblano Santos Zanella, beneficiario del sexenio actual, asociado con otro favorecido: Armando Prida.

 

Oooootros personajes que cuidan los intereses económicos del ex gobernador de Puebla.

 

Juan Vergara en su declaración patrimonial, como funcionario de Quintana Roo, aseguró que obtuvo ingresos personales por 71 millones de pesos, mientras Carlos Joaquín reportó 5 millones de pesos.

 

Muchos millones del erario para el florecimiento de un canal turístico.

 

Seguir la pista del dinero, así lo hizo el SAT y lo notificó a la PGR. Lo detuvieron y exhibieron, luego lo liberaron para cocinarlo a fuego lento en lo que dura la campaña.

 

A Juan y padrinos se los carga la Vergara.

About The Author

Related posts