20-06-2018 12:14:40 PM

La pandilla del Capcee

Por Alejandro Mondragón

 

La extorsión y el moche se han apoderado del Comité Administrador para la Construcción de Espacios Educativos en Puebla.

 

Una pandilla opera el 15 por ciento en comisiones por obra, además que obliga a los contratistas privados a adquirir los insumos y productos, a través de una comercializadora que se creó para ampliar hasta en 24 por ciento adicional sus ganancias.

 

Al final está claro que la calidad de las obras deja mucho que desear, según establece el Instituto Nacional de Infraestructura Educativa (INIFET).

 

El jefe de la banda es Luis Maldonado Venegas, ex secretario de Educación Pública, ex coordinador de la campaña presidencial de Rafael Moreno Valle, actual diputado federal, presidente de la Comisión de legislativa de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación.

 

Quien se encargaba de manejar el Capcee como negocio propio fue el incondicional de Maldonado, Jorge Benito Cruz, quien hace unas semanas dejó el puesto para encargarse ahora de la dirigencia estatal del PRD, partido que junto con el PAN y Movimiento Ciudadano han lanzado una campaña contra la corrupción en estas elecciones. El buen juez, por su casa empieza.

 

A su salida quedó como encargado de despacho, su ex particular Gustavo Guzmán Fernández, quien también permite que el operador de Maldonado y Jorge Benito Cruz, David Rodríguez Sánchez, sea el responsable del moche y de controlar la comercializadora, mediante Omar Ayala.

 

Rodríguez Sánchez, amigo muy cercano de Maldonado es director de Desarrollo y Seguimiento Operacional y secretario ejecutivo del Comité de Obra Pública del Capcee.

 

El modus operandi de esta pandilla es muy sencillo, de acuerdo con constructores afectados: se asigna la obra y ello implica de entrada la entrega del 15 por ciento “para el jefe” por el proyecto ejecutado.

 

Una vez que se cumplió el protocolo se les envía a la privada de la 21 A Sur 2306, donde opera una comercializadora, la cual proporciona una esquema de precios para cumplir con lo estipulado, la empresa suele encarecer del 24 al 43 por ciento los productos a utilizar.

 

Después, dos empresas fakes se encargan de facturar a los contratistas. Una denominada Canada Homes S de RL de CV con domicilio en la Avenida del Trabajo 4331; y la otra Constructores Movtier SA de CV con sede en la prolongación 14 sur 6314, en Villa Universitaria.

 

La mayor parte de las obras deberían ser rechazadas por los lineamientos de calidad de insumos establecido por el INIFET.

 

Por ejemplo, una cubeta de 19 litros de pintura, marca Niuk, la vende esta comercializadora en 1,320 pesos cuando en el mercado ronda entre 500 y 619 pesos y de mayor calidad.

 

Y así se repite en plafones, iluminaciones, membranas, impermeabilizantes, pega azulejos, muros y pisos.

 

Las anomalías en el Capcee datan desde el sexenio pasado y se han extendido hasta la fecha, porque no existen ningún tipo de control.

 

El gobierno federal ya anda en ello.

 

About The Author

Related posts