20-06-2018 12:19:28 PM

Pablo Rodríguez, ¿tirador o escudero?

Por Alejandro Mondragón

 

En los exámenes para ser consejeros nacionales del PAN en el 2003, Pablo Rodríguez Regordosa respondió a la pregunta sobre una cualidad que lo diferencie de los demás: “Soy guapo”.

 

Así quedó registrado en la memoria del partido y exhibió a quien salió derrotado en 2004 durante la elección a la alcaldía poblana.

 

Rodríguez Regordosa pasó de férreo crítico del arribo de Rafael Moreno Valle al PAN, a fiel escudero del ex góber de Puebla.

 

Algunos en el partido sospechan que Pablo sólo es instrumento de Moreno Valle en la derecha, pero hay evidencias que a veces es un simple tirador solitario.

 

En el 2011, tres días después de tomar posesión como mandatario, Moreno Valle recibió una fuerte acusación de Pablo Rodríguez contra el entonces secretario Antonio Gali. Lo acusó de pedir moches y aseguró tener las pruebas.

 

 

Pasaron 8 años y sigue sin presentar esas pruebas contundentes que tenía, pero eso sí, a la menor provocación usa su posición para descalificar a Gali.

 

Por ejemplo, en 2013 se amarró el proyecto Audi y en un acto de protagonismo filtró una foto en la que aparecían los integrantes de la comitiva que acudió a Alemania a formalizar los acuerdos.

 

El entonces mandatario montó en cólera y cuando se le preguntó acusó a Gali de haber entregado la imagen al periodista Arturo Luna. “Ya ves que son amigos”, le escribió en su cuenta de blackberry.

 

Moreno Valle se lo comunicó a Gali. Tampoco pasó nada. Con el tiempo se han ido acumulado evidencias que revelan que uno de los principales beneficiarios por el proyecto AUDI ha sido el bolsillo de Pablo. Ya hay denuncias levantadas en su contra y un voluminoso expediente sobre ello.

 

Con Gali como alcalde, el entonces gobernador mandó a Pablo Rodríguez a dirigir al comité directivo municipal del PAN.

 

Y como tal, ahora emprende una campaña contra los Gali y los acuerdos políticos que ha alcanzado con los panistas tradicionales, encabezados por Eduardo Rivera.

 

Declaró que él se bajó de la contienda al senado, porque el gobernador se lo pidió para ceder el espacio a su hijo, luego afirma que el proceso legal del Congreso del Estado seguirá abierto hasta que Rivera rinda cuentas.

 

Y así abonando en amarrar navajas, en un momento delicado de los acuerdos que requieren no sólo de voluntad, sino de sensibilidad en el trato.

 

Lo de Pablo puede ser el caso de un hocicón solitario o el jefe de los habladores que sólo sigue instrucciones.

 

La araña investiga.

 

About The Author

Related posts