17-06-2018 07:12:49 PM

Hacer conciencia

Por Rocío García Olmedo

 

Los días 10 de diciembre desde hace 69 años, se conmemora el Día Internacional de los Derechos Humanos.

 

Por primera vez, fue un  10 de diciembre pero de 1948 cuando la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) adopta la Declaración de los Derechos Humanos, de ahí la determinación de esta fecha.

 

Aun cuando nuestro país tiene un antecedente desde el planteamiento independentista, cuyo ideal era construir un México libre donde todos pudiéramos convivir sin discriminaciones, establecido en el artículo 1º de la Constitución de 1857: “Los derechos del hombre son la base y el objeto de las instituciones sociales.” Poco a poco hemos ido descubriendo los contenidos de los derechos humanos y tomado conciencia de que todo ser humano es sujeto a derechos fundamentales.

 

La mayoría de naciones del mundo hacen esfuerzos para fortalecer los mecanismos que aseguren ese respeto pleno a la dignidad humana fundamentalmente desde dos ejes: impulsando una conciencia en torno a este tema y estableciendo normas mínimas de comportamientos, que permitan prevenir actos que los vulneren.

 

Hacer conciencia requiere recordar que en nuestro país, la dignidad de las personas es el centro de todo, así quedó establecido en 2011 en la Constitución General de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM), obligando a las autoridades -en el ámbito de sus competencias- a promover, respetar, proteger y garantizarlos; y en consecuencia, el Estado se obliga, a prevenir, investigar, sancionar y reparar las violaciones a esas garantías (Artículo 1º).

 

Todos gozamos de derechos y somos iguales ante la ley, no importando origen étnico, edad, sexo, preferencias sexuales, discapacidades, religión, etcétera, dice la ley, en contra parte también,  tenemos deberes, empezando por el de cuidar el respeto a esos derechos y a denunciar si son afectados.

 

El respeto hacia los derechos humanos de cada persona es un deber de todos y todas, por ello estamos obligados a conocerlos, a hacerlos valer y a impedir abusos de autoridad.

Urge en Puebla unir fuerzas para poner fin a las violaciones de derechos humanos. Ello requiere replantear desde las autoridades, nuevas formas de promoverlos y protegerlos; y desde la sociedad en su conjunto, nuevas formas de convivencia, que establezcan normas mínimas de comportamiento que nos permitan el goce de los mismos.

 

“Las mujeres nunca nos equivocamos cuando luchamos por nuestros derechos: Jueza Elizabeth Odio B.”

About The Author

Related posts