El cochinero de la SEP: nómina inflada, desvíos

Por Alejandro Mondragón

El proceso entrega recepción en buena parte de la administración de Rafael Moreno Valle está plagada de irregularidades, hoyos financieros y nóminas infladas, donde predomina el nepotismo y los aviadores.

Aunque el responsable del proceso, Javier Lozano Alarcón, quien ya dejó en claro que lo suyo es lo ajeno, afirma que todo camina sobre terciopelo, lo cierto es que predominan las anomalías.

Para muestra está la Secretaría de Educación Pública, a cargo de Patricia Vázquez de Riestra, quien todo apunta repetirá en el cargo con Antonio Gali Fayad.

Rehabilitaci—n Primaria Lic. Vicente Lombardo Toledano .

El problema es que en una subsecretaría se tiene conocimiento que durante seis años ha desviado 34 millones de pesos de nómina para favorecer a familiares y amigos.

“Es completamente inaudito que lo que pasa en educación superior en la SEP en el Estado de Puebla y que no se tomen acciones para frenar la enorme corrupción, tráfico de influencias, saqueo de información y vivan en completa impunidad los que están al frente de dicha área y nivel.

“En los últimos meses del año pasado (2016) salieron a relucir en diferentes medios de comunicación los aviadores que existen en la Subsecretaria de Educación Superior, a cargo de María del Carmen Salvatori Bronca, donde se detallan algunas anomalías de las plazas de aviadores y otras que otorgó la titular sin tomar en cuenta los perfiles profesionales, antigüedad en el servicio e inclusive la edad de algunos”, señala una queja formulada a la titular de la SEP.

Salvatori otorgó plazas a sobrinos, tíos, primos, cuñadas y cuñados, amigos de los influyentes diputados y ex funcionarios cercanos. Es la hora que la secretaria Vázquez no ha realizado alguna investigación al respecto.

Pero todavía hay más. Así lo cuentan al interior de la SEP.

1.- En la Subsecretaria, donde es titular Salvatori, se calcula que son arriba de 34 millones de pesos anuales los que se pagan en nómina por plazas que se otorgó y los pagos por honorarios que les dio a muchos y muchas conocidas en su gestión de 6 años, sin contar las que están en comisiones bien ocultas y que no van (aviadores).

Incluso algunos ya huyeron con el fin de este sexenio, como ejemplo su pareja sentimental que tenía como asesor a Javier Peña, quien rebasa los 60 años de edad y que estuvo cobrando por hacer NADA.

2.- La salida de José Fraga Valle y Arturo Díaz Merino, así como Mariana de Gives, tras los malos manejos de los Revoes en algunas instituciones de educación superior. La auditoría que se realizó sirvió para tapar las corruptelas.

3.- Las plazas que otorgó Dulce Beltrán, titular de la Dirección de Formación Docente a parientes y amigos cercanos a ex funcionarios y a funcionarios actuales de alto peso así como recomendaciones de diputados locales y del SNTE secc. 51 y 23, han sido ignorados y pasados por el arco del triunfo.

4.- Ahí está el gran amigo y funcionario de la Dirección General de Formación y Desarrollo de Docentes, quien funge como operador de la Subsecretaria Salvatori: el veracruzano Ángel Ernesto Hernández Dávila.

Este personaje manipula estadísticas, sueldos, además de que altera las nóminas, las cuales no coinciden con los libros de firmas. Se calcula que se tienen en plantillas al cuádruple de los trabajadores.

El personal adscrito a su área es utilizado para trabajos de su consultora, cuyo sueldo se paga en la SEP.

¿Nombres?

Elvira Gonzáles (jefa de departamento) y quien a veces va y otras sólo a firmar; José Manuel Salinas Vázquez su compadre, quien lo tiene en su oficina para sistematizar toda la información; Rigoberto Posadas quien hace un banco de datos en una plataforma para ser usada en el futuro inmediato, junto con Hassive Fortoso, quien ahora la acomodó en una supervisión como apoyo técnico para que pueda tener movilidad y sea intocable, así como desempeñar en su tiempo laboral un puesto directivo en una institución de educación superior patito.

Mientras tanto, el presidenciable en lo suyo: ocultar las transas y promover sus obras de ornato.

Que Mario Marín los redima.

okmondras

About The Author

Related posts