Desmarques a cinco años

Por Alejandro Mondragón

El dueño de TV Azteca, Ricardo Salinas Pliego, organizó su comida de cumpleaños a mediados de noviembre del 2015.

Había estado en Puebla, donde invitó al gobernador Rafael Moreno Valle a su festejo privado en su hacienda rumbo a Maninalco, Estado de México.

Eso sí, gracias al gobierno de Puebla, TV Azteca por la vía de Andrés Roemer cobró la cantidad de 30 millones de pesos por la realización de la edición 2015 de la Ciudad de las Ideas: ¿What´s the Point?

En seis años habrá que multiplicar 30 millones de pesos por 6 para saber parte de la ganancia de la televisora en el gobierno morenovallista.

El mandatario se trasladó en helicóptero hasta la hacienda de Salinas Pliego. En una pista privada se subió a una camioneta Suburban para llevarlo hasta la puerta principal.

El góber, que había recibido la invitación directa de Salinas, llegó hasta la mesa principal para sentarse a la izquierda del dueño de TV Azteca.

Su nombre no aparecía en ese lugar.

tv azteca

Una de las personas de seguridad de Salinas Pliego le pidió reubicarse en otra mesa. Le enseñaron una, al fondo a la derecha.

En eso, arribó otro personaje ligado a Puebla, el empresario Maurice Gendreau, socio de las principales zonas inmobiliarias de Angelópolis con políticos cercanos al poder.

También, por sus huevos, que se sienta en la mesa principal. Entonces, les pidieron a Moreno Valle y Maurice que se pusieran de pie y los mandaron juntos derechito a otra mesa, muy alejada de la zona principal.

El único que se quedó en la mesa principal, aunque tampoco aparecía su nombre, fue el líder nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones.

Está claro que los números negativos en todas las encuestas empiezan a provocar desatenciones, deslindes o desmarques.

Otros personajes también empiezan a hacerse a un lado de los intereses morenovallismos en el ámbito nacional.

Ahí está el líder senatorial perredista, Luis Miguel Barbosa. Quien hizo lo mismo fue Roberto Gil Zuarth, que ya volvió al redil calderonista.

O la escritora Guadalupe Loeza, quien se olvidó de Moreno Valle, ahora es promotora de Margarita Zavala entre el mercado de las niñas bien.

Los invitados nacionales brillaron por su ausencia en el informe. El líder perredista Agustin Basave ni se apareció; no se diga del líder senatorial, Luis Miguel Barbosa.

Anaya sí vino, pero con una cara de hueva.

Nadie de la plana mayor de Televisa o medios nacionales. La mitad de gobernadores no llegó a Puebla.

abajomondras

About The Author

Related posts