23-06-2018 05:03:18 AM

El pánico a AMLO beneficia proyecto de Moreno Valle

Por: Valentín Varillas

Una amplia sonrisa debe de haberse dibujado en el rostro de Rafael Moreno Valle cuando, de viva voz, escuchó al Enrique Peña Nieto decretar una feroz “fatwa” en contra de Andrés Manuel López Obrador, como parte del mensaje con motivo de su tercer informe de labores.

Y es que, en la lógica morenovallista, el inicio oficial de la cruzada presidencial antipeje era una condición fundamental a cumplirse para que el proyecto transexenal del gobernador de Puebla tuviera todavía posibilidades de concretarse.

El mandatario local y sus asesores han decidido desde hace meses que no enfrentarán al presidente y a su grupo político y que la única carta viable a jugar será la de la negociación.

Ésta consistiría en plantear las condiciones necesarias para formar una gran coalición de partidos rumbo a la elección federal del 2018, como poderoso frente para evitar que Andrés Manuel López Obrador pudiera ganar.

temepstad07sep

La alianza consideraría un histórico amarre entre PRI y PAN, al que se sumarían el PANAL, PRD y Verde Ecologista.

En un par de semanas más se estarían dando los primeros acercamientos importantes para explorar seriamente, por primera vez, la viabilidad de alcanzar semejante acuerdo.

En la estrategia del mandatario poblano, se pretende plantear que ya con la alianza amarrada, se midan a los perfiles que de mejor manera cumplan con los siempre exigentes criterios de rentabilidad electoral.

Encuestas, sondeos de opinión y demás herramientas de la demoscopia se utilizarían para evaluar profundamente y entre diferentes estratos sociales a los aspirantes.

En la óptica del gobernador y sus asesores, cuando llegue el momento de las definiciones será él el mejor posicionado entre los tiradores de la oposición.

Si el personaje que garantice un mejor desempeño electoral proviene del PRI, los demás partidos cerrarían filas en torno a él y sumarían incondicionalmente su estructura y capacidad de operación electoral.

En este contexto, Moreno Valle pediría ser considerado para ocupar una secretaría federal y de esta forma poder jugar en las grandes ligas de la política nacional, al mismo tiempo que negociaría condiciones para poder aspirar seriamente a la presidencial en el 2024.

Si es Rafael el más fuerte para combatir a AMLO, al carecer de un grupo político propio numeroso, ofrecería espacios en su gabinete para los incondicionales de Peña Nieto, garantizando de paso absoluta impunidad.

La posibilidad de que, por primera vez en la historia se alíen las fuerzas políticas más importantes del país para impedir que un gobierno de izquierda llegue al poder, parece a simple vista imposible.

Sin embargo, el miedo a López Obrador es real.

Su inmejorable posicionamiento en encuestas recientes ha puesto a temblar a la nomenclatura política y económica nacional.

El hecho de que el presidente haya reflejado este miedo en su informe, disfrazado de “preocupación ante el populismo” resulta por demás sintomático.

Los tres próximos años se hará todo lo posible desde las más diversas trincheras, para evitar que El Peje sea presidente.

Para muchos, incluido Peña Nieto, su libertad podría ir en ello.

Por eso, si para lograr que se frustre el tercer sueño de poder del tabasqueño es necesario pactar con Dios y con el Diablo, se agotarán todos los caminos y vías- por extrañas que parezcan- para lograrlo.

Inclusive, intentar regresar al redil a un priista “desencantado”, como lo es Rafael Moreno Valle.

abajovale

About The Author

Related posts