23-06-2018 05:00:37 AM

‘Fuga’ de confianza económica

Por: Socorro López Espinosa

Los mercados en México no tuvieron una reacción negativa ante la fuga de Joaquín Guzmán, pero es muy pronto para saber cómo repercutirá este hecho en el riesgo país o en la confianza de los inversionistas. Aunque la percepción de inseguridad de los mexicanos sí va al alza, mucho antes de que ocurriera este vergonzoso hecho.

Entre lunes y martes la Bolsa Mexicana de Valores y el mercado cambiario no registraron notables cambios en su comportamiento comparado al de días anteriores a la fuga del delincuente. En parte es lógico porque no hay un cambio en la política macroeconómica que aplica el gobierno.

Es factible que en las siguientes semanas y meses se pueda medir de manera más específica su impacto en cuanto a inversiones, en la competitividad, la confianza que muestren los inversionistas -sobre todo los extranjeros- y la calificación de riesgo país que semanalmente se mide entre especialistas del sector privado.

A nivel interno, la percepción de inseguridad es la que va en aumento, mucho antes de que se registrara la fuga de Guzmán Loera, así se reflejó en la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), que levanta el Inegi, la cual en junio pasado arrojó que el 69 por ciento de la población se sentía más insegura mientras que en marzo era 67.9 por ciento de la población.

Además, el 26.3 por ciento dijo que empeoraría la delincuencia en el país, lo que superó en 1.3 puntos porcentuales a la que opinaba lo mismo en marzo (25%).

Por esta razón, el 64.2 por ciento de la población consideraba cambiar su rutina por temor a la delincuencia.

Esta percepción afecta a las personas en su vida diaria, pues evita acudir a ciertos lugares o realizar actividades, invertir más en su propia seguridad, ya sea contratar equipo de video-vigilancia en casas y empresas, o contratar a guardias de seguridad.

Lo anterior afecta el consumo al menudeo, pero también obliga a destinar más recursos en otros aspectos.

A nivel de negocios, se valora la seguridad jurídica, esto es si se respeta el Estado de Derecho, si el gobierno hace cumplir la ley, si combate la corrupción, por consiguiente, si los las licitaciones, si los contratos se cumplen tal cual se convinieron.

Todo ello repercute en la percepción del país dentro y fuera en su nivel competitividad.

El 3 de diciembre de 2014, la organización Transparencia Internacional dio a conocer el Índice de Percepción de la Corrupción, en el que México se ubicó en el lugar número 103 de un total de 175 países analizados en todo el mundo.

Durante la última década México se ha mantenido en la misma posición; porque la corrupción permea todos los niveles de gobierno y los diferentes sectores, y el crimen organizado infiltra a policías, controla alcaldes o se infiltra en algunos sectores de gobierno estatales.

No hay duda que la imperdonable fuga de Guzmán Loera incidirá en la percepción de inseguridad y en la vigencia de un Estado de Derecho, por consiguiente podrá haber un menor consumo, menor inversión nacional, se incrementan los costos de producción y, sobre todo, merma la capacidad de competitividad del país.

abajosoco

About The Author

Related posts