Economía: paso de tortuga

balance70

El motor de México sigue siendo la demanda externa, es decir en la media en aumente la actividad económica de Estados Unidos habrá mayores exportaciones nacionales.

Tan solo en mayo pasado las exportaciones no petroleras cayeron 5.3 por ciento, y las petroleras disminuyeron 37.2 por ciento; en el caso de Estados Unidos bajaron las exportaciones 2.9 por ciento.

Por ello, el gobierno y analistas confían en que la relativa debilidad del sector manufacturero de Estados Unidos sea temporal.

Y es que el consumo nacional y la inversión pública no han contribuido al crecimiento como se esperaba, su aportación ha sido mucho menor en el último año principalmente porque se han retrasado algunos proyectos de infraestructura y otros han sido cancelados al ajustarse el gasto público de este año.

Además, el presupuesto para 2016 será limitado, por consiguiente tampoco habrá mucha inversión pública.

De ahí que la reactivación de la economía dependerá de los mercados externos, sobre todo de nuestro vecino del norte.

La lenta actividad económica le afectadirectamente a la población, desde el empleo, salarios y su capacidad de compra.

Aunque se maneja que el desempleo ha disminuido en los últimos dos meses, y las cifras del IMSS reflejan un aumento en los registros, hay que manejar con cuidado lo referente al sector laboral.

Por una parte, es cierto que se ha formalizado el empleo, de ahí que crezcan cada mes el número de registros ante el IMSS, no necesariamente son nuevas plazas.

Por otra, el bajo nivel de desempleo obedece a varios factores: son menos las personas en edad de trabajar, es decir el bono demográfico ya empieza a perderse, de ahí que sea menor la Población Económicamente Activa (PEA); otras personas optan por no buscar trabajo, y también hay un mayor proceso de jubilación.

También hay que ver que suman 30 millones de personas que laboran en la economía informal y solo poco más de 17 millones de trabajadores están dados de alta en el IMSS, en su gran mayoría apenas si ganan 2.5 salarios mínimos al mes por lo que su poder de compra está muy limitado.

En tanto no se reactive la economía estadounidense para que haya mayor demanda de productos intermedios o terminados, las exportaciones mexicanas se mantendrán a contraídas, el resultado es de esta situación es una baja producción nacional, menos empleo y un limitado consumo interno.

A ver si no se prolonga el tortuguismo económico en el segundo semestre.

abajosoco

About The Author

Related posts