Observatorio del delito

PACHECOLeí hace unos días que Rogelio Sierra Michelena declaró que el próximo año la Confederación Patronal de la Republica Mexicana (Coparmex) firmaría un  convenio con la  Procuraduría  General de  la Republica para instalar en Puebla un “Observatorio del Delito” que es un instrumento avalado por la Organización de las Naciones Unidas  (ONU).

Entre otras actividades se realizan análisis y estudios de cómo está  la  justicia la delincuencia en todas sus manifestaciones y con ello emitir recomendaciones a las autoridades para tomar medidas y abatir los índices de delincuencia.

Parto de que la intervención personal de Rogelio Sierra Michelena le dá seriedad a esta propuesta, pues me consta de la sana y desinteresada intención de Rogelio Sierra al tratar estos temas y de los que en algunas ocasiones hemos platicado.

La objetividad deberá ser la base de este trabajo; la coherencia entre  la  seriedad, la causa y sus efectos darán magníficos resultados. Señalo esto porque para  mí la principal causa de la delincuencia esta en  la pobreza y en la  marginación  de las personas, y a veces los técnicos o investigadores nos dan o proporcionan posibles  soluciones que son ajenas a nuestro entorno.

Pondría un ejemplo: El noventa y nueve por ciento de los delitos contra menores de edad se dá en los hogares, abuelos, padres, hermanos, parientes “amantes” son los violadores de  menores. Esto sucede principalmente en los  hogares o  familias  de escasos recursos.

Son menores que abandonan la escuela, que trabajan en la calle y son explotados por propios familiares; aquí hay una obligación fundamental de los Padres de Familia o tutores; de las  personas encargadas legalmente del niño, de cuidarlo, de que el niño no sea objeto de injerencias extraña o ilegales en su vida privada ni ataques a su honor ni a su reputación.

En este tipo de circunstancias podría decir que no se ha tratado con objetividad este  tema, cuya  solución a largo plazo se dará  si por un lado entendemos que  es  un problema de  cultura de convivencia familiar y por otro de pobreza y marginación.

Si se encontrara en los estudios correspondientes que como consecuencia de lo anterior los propios menores cometan delitos o conductas señaladas como delitos por la ley, pero todo producto de lo que vive o vivió en su hogar, y en la convivencia con su familia.

Habrá que crear programas para implementar la “Cultura de la  Legalidad” en  la convivencia  familiar; de moral y de ética con responsabilidad.

Siglos tiene que se estudia el delito, al delincuente y sus causas; han surgido muchas teorías y muchas leyes pero el problema de delincuencia allí esta a cada rato, todos los días. Es buena la opinión de Sierra Michelena y que tenga la seguridad que la  autoridad y la ciudadanía se sumaran a esta  tarea para combatir juntos nuestros lastres sociales.

Estimo que debemos poner mayor atención a la “cultura“ de vivir en familia, de la responsabilidad de esta con los mismos miembros de la familia.

“Educar al pueblo es comienzo de cualquier desarrollo…”

“Somos el país de todo gratis y facilito, del mínimo esfuerzo…”

Son conceptos de un importante articulo del Licenciado  José Morales Mancera publicado en “Entorno” revista de Coparmex Diciembre 7 que había que comentar y cuyas tesis  sirven para un mejor desarrollo de la colectividad.

¡Mi reconocimiento a Sierra Michelena!

About The Author

Related posts